Maestra/o «sombra» o Auxiliar académico ¿realmente sé lo que es? preguntas y respuestas.
Maestra sombra o Auxiliar académico ¿realmente sé lo que es?

Maestra/o «sombra» o Auxiliar académico ¿realmente sé lo que es? preguntas y respuestas.

Por: Mirelle Vergara

Maestra «Sombra», Auxiliar académico, Asistente de Inclusión, Maestra/o de apoyo, Maestra/o guía, Acompañante terapéutico o Maestra/o integradora, son algunos de los nombres con los que se designa a quien lleva a cabo esta importante labor.

Pronto se acerca el día de regresar a clases y muchos padres no saben cómo abordar esta parte de integrar a sus chicos/as en las escuelas, nos encontramos ante el miedo de volver de manera presencial y no saber qué hacer, y quizá la salida más fácil es sacarlos de las aulas, sin haber agotado todos los recursos, uno  de ellos: La maestra/o sombra o auxiliar académico.

Muchos terapeutas e incluso docentes, sugieren la idea de una maestra/o sombra, pero muy pocos de ellos, explican a los padres, el porqué es necesario integrar a un chico/a con una maestra/o sombra.

¿Sabes lo que implica? ¿Será lo correcto? ¿Cuánto me puede costar? ¿En dónde la consigo? ¿Qué funciones abarca?

Estas y otras dudas espero poderte resolver hoy…

Hola, mi nombre es Mirelle, soy psicóloga, y mamá de 3, uno de ellos dentro del Espectro Autista. Dirijo tribus de acompañamiento a padres y familiares de chicos/as TEA, Síndrome de Down, TDA/H, y así como tú, alguna vez me sentí desorientada sin saber qué era lo correcto.

La primera vez que me lo sugirieron, la verdad no estaba preparada, suponía que la escuela no quería hacerse responsable, así que al principio me negué rotundamente.

Yo aún no tenía conocimiento del porqué era importante una maestra sombra para mi hijo, así que me decidí a investigar. Con el paso del tiempo, te puedo decir, que comprendí y entendí que era la mejor alternativa para mi hijo, porque muy en el fondo yo sabía que él precisaba de ayuda para necesidades básicas diarias en su vida escolar en un colegio regular. Lo que la maestra titular y de USAER o UDEEI  (la Unidad de Apoyo a Educación Regular (en los estados) o la Unidad de Educación Especial y Educación Inclusiva (en la CdMx) y que apoyan en el proceso de integración educativa en alumnos con necesidades educativas especiales en escuelas regulares de Gobierno) hacían, no era suficiente para un niño como el mío. Él necesitaba desarrollar muchas habilidades básicas (no académicas precisamente), necesitaba una guía dentro del aula para desarrollar habilidades de autorregulación, conductuales, sociales y como complemento las académicas.

La finalidad de incluir a mi hijo en un colegio regular, no sólo era que él desarrollara habilidades, sino que los otros 29 compañeros que tenía también desarrollarán aprendizajes significativos sobre amistad, inclusión, aceptación, tolerancia y diversidad.

Así que entendí que era un trabajo en conjunto, pero necesitaba un mediador dentro de la aula, un puente de comunicación que asegurará la integración y la integridad de mi hijo dentro de la escuela, y cuando por fin integramos a una maestra sombra en la escuela, pude ver avances significativos no sólo en mi hijo, sino también en la aceptación de su condición con sus compañeros y maestros.

Quiero decirte que cada niño/a dentro del Espectro Autista es totalmente diferente, y así como las huellas dactilares, ninguna es igual a otra.  Y por lo mismo cada caso es diferente. Al compartirte mi historia, y las probables dudas y respuestas que te brindo, mi deseo es que tengas una visión más clara y puedas tomar una decisión correcta al final del día.

¿Qué otros nombres se le da a una maestra/o sombra?

Auxiliar académico, asistente de Inclusión, maestra/o de apoyo, maestra/o guía, acompañante terapéutico o en el caso de escuelas especiales en otros países se les dice maestra/o integrador/a. Cabe mencionar que algunos difieren en los términos y en algunas funciones, pero la idea es la misma.

¿Qué es una maestra/o  sombra?

Es una persona mediadora entre la escuela y la familia, entre la maestra/o titular y el chico/a con discapacidad, es decir es un puente comunicativo, un traductor entre un medio y otro para favorecer la inclusión educativa de un chico/a que precisa de ayuda temporal.

¿Cómo es eso de ser un puente comunicativo?

En el caso de los niños/as dentro del Espectro Autista, poseen características particulares que los llevan a tener dificultades en diversas áreas. Es por ello que la maestra/o sombra es un apoyo que complementa las herramientas que la institución educativa pueda otorgar. En el trabajo con estos niños/as en las escuelas, la maestra sombra es quien favorece y enriquece los aprendizajes que al niño/a se le dificultan, debido a sus características.

Busca las áreas de oportunidad, las fortalezas, los intereses y las habilidades para saber dónde empezar, dónde potencializar y cuando encuentra algo, lo comunica con la familia y la maestra/o titular para mostrarles cómo acercarse, cómo ayudarle en casa, de manera que puedan trabajar con él o ella, dirigirle y apoyarle cuando ella no esté.  

La idea no es crear en sí una «sombra» permanente para el niño, sino un apoyo para él o ella, para la familia y para la escuela, durante un determinado tiempo.

¿Qué funciones tiene una  maestra/o sombra?

La primera, que creo y fundamental función que tiene es: crear un vínculo con el chico/a, una conexión firme. Si no hay un vínculo fuerte con el niño/a, muy difícilmente habrá avances significativos. 

Y pasa mucho, que existen maestros sombra y maestros titulares, que creen que es más importante los objetivos, las metas, que el vínculo, y se olvidan que el trabajo con los niños y niñas TEA, el 80% es conexión. 

Cuando trabajas con chicos/as dentro del Espectro Autista, no es que te estén ignorando, están esperando que te conectes con su mundo, y aprendes que a veces, no es tan importante terminar los objetivos, es más valioso cuidar los vínculos para que haya avances significativos. 

Otra de las funciones es descubrir sus habilidades, fortalezas, intereses, buscar áreas de oportunidad para poder potencializarlo, no es revertir su discapacidad o hacer que alcance a sus compañeros académicamente; es  identificar los retos que se enfrenta el niño/a a lo largo de su crecimiento y conseguir que el o la estudiante con sus propias capacidades y apoyado con las adecuaciones, siga adelante a su propio ritmo, estableciendo metas individuales.

Involucrar  al niño/a y darle un papel dentro del aula, implicarlo/a en actividades en las que pueda interactuar con sus compañeros y compañeras. (No es aislarle, sino encontrar las actividades en las que pueda formar parte).

Trabajar con el niño o niña, de manera que desarrolle habilidades de autoregulación emocional, cuando las cosas no salen bien, cuando viene la frustración, la ansiedad, el enojo o la tristeza como respuesta ante situaciones abrumadoras con pérdida de control en el comportamiento.

Establecer en conjunto con el o la docente titular, las adecuaciones necesarias a las asignaturas, dependiendo de su manera de comunicarse y su lenguaje de aprendizaje y en conjunto establecer la manera de evaluarle, que será diferente a la de sus demás compañeros/as (eso depende mucho de la o el titular y de cada niño/a).

Crear puentes de comunicación  entre el niño/a y los compañeros de su salón de clases, para que conozcan como es, como se pueden acercar, como pueden ayudarle, ya que será muy común que le pregunten, ¿Por qué está una persona con él o ella? ¿Es su mamá? ¿Por qué requiere de ayuda? ¿Por qué llora? 

Enseñar y guiar al niño/a para adquirir mayor independencia en cuestiones escolares y académicas y desarrollar en el niño/a habilidades de adaptación e integración dentro del aula.

Ayudar al niño/a a expresar sus diferentes necesidades de manera adecuada y socialmente aceptada.

Establecer en conjunto con la maestra/o titular, USAER o UDEEI, y padres de familia los apoyos necesarios tanto para aula como para casa, mediante información y sugerencias, y  así  poder establecer objetivos tanto académicos como sociales y conductuales.

Ser una fuente de seguridad, calor, afecto, respeto y valoración para el niño/a con empatía, paciencia, y una actitud positiva y de ayuda para poder guiarle, orientarle en esa etapa de su vida.

¿Qué actividades adicionales puede hacer una maestra/o sombra?

      • Auxiliar en el aprendizaje de la limpieza  de sus genitales y hábitos de higiene,  cuando el niño o niña aún está aprendiendo el control de esfínteres.
      • Auxiliar en el cambio de muda de ropa.
      • Auxiliar en el aprendizaje de compra de alimentos en la cooperativa escolar, el guardado de sus artículos personales, como su lunch y mochila.
      • Auxiliar en el proceso de la calma cuando hay una sobrecarga o sobreestimulación sensorial. (bournout, meltdown o shutdown) y en la adquisición de habilidades de autoregulación (aquí habría que hacer la aclaración de que no todo es color de rosa, y que habrá situaciones en las que se enfrente a pellizcos, golpes, gritos, pero eso sólo es parte de una respuesta a una situación abrumadora, no a una condición premeditada de hacerle daño, o con malicia).

¿Qué perfil tiene una maestra/o sombra?

No es un requisito, pero puedes guiarte por estos puntos:

      • Ser estudiante de los últimos semestres o recién egresada de las carreras de:

Psicología, Pedagogía, Calidad en procesos Educativos, Educación Especial,  Inclusión educativa, Puericultura*,  Terapia Ocupacional o similares.

      • Edad: 20 a 25 años.
      • Experiencia deseable en trabajo con chicos/as con alguna discapacidad.
      • Conocer metodologías de trabajo con el alumnado con nee (necesidades educativas especiales).
      • Cualidades a destacar como: Saber trabajar bajo presión, sumamente tolerante, paciente, flexible, empática/o.
      • Tener la disposición de aprender y poder crear material educativo adaptable al niño/a.

¿Cuándo es necesario una maestra sombra?

Cuando sabes y has identificado que tu hijo/a necesita un apoyo adicional dentro del aula. 

Cuando sabes que aún no ha desarrollado habilidades para enfrentarse solo/a a un grupo numeroso y con una solo docente. Puedes preguntarte ¿mi hijo/a precisa de ayuda para necesidades básicas en la vida diaria escolar? ¿mi hijo/a es capaz de autoregularse? ¿mi hijo/a necesita un auxiliar para integrarse, y cuidar de su integridad? ¿necesito un mediador entre la escuela y mi hijo/a y yo? ¿Mi hijo ha desarrollado las habilidades necesarias para un aula regular? ¿las puede adquirir solo/a o requiere ayuda por unos meses?

¿Cuáles son los objetivos que tiene que tener claro una maestra/o sombra?

El vínculo con el niño/a como principal objetivo para lograr avances significativos y la comunicación constante para mejorar la calidad del niño/a en el aprendizaje global y su experiencia dentro del aula.

¿Cuánto cobra una maestra sombra en promedio y cuantas horas?

Los costos son aproximados y pueden variar de acuerdo a cada estado. Si quien la contrata son los padres de familia, puede sugerir un costo por hora, día o semana.

Los costos también varían si son estudiantes de los últimos semestres, recién egresadas o licenciadas tituladas. Varía también por la experiencia y las horas.

Si tu hijo/a va a preescolar en colegio regular son 3 horas diarias. Si va en primaria serían 5 horas diarias.

Puedes hacer el aproximado por hora de a $40 pesos la hora.

El estimado de  $40 pesos la hora, y si en el día fueran 5 horas sería aproximado pagar $200 pesos por día y si fuera por 5 días a la semana podría ser de $1000 pesos la semana. Al mes serían $4000 pesos. 

Algunas sombras pueden recibir $150 el día de 5 horas y el aproximado a la semana sería de $750 pesos la semana. Algunos agregan (opcional) $50 extra para pasaje. Y el total al mes sería de $3000 pesos más $200 de pasajes.

En otros casos los costos pueden incrementarse a $5500 mensuales y en algunos casos, también se deben sufragar el costo de los uniformes, si el colegio los solicita.

Es un costo aproximado, y no es determinante. Así como el pago adicional de un salario de una semana en vacaciones o navidad. Todo depende de los ingresos y finanzas del padre/madre o tutor. 

Conozco también padres que a nivel primaria sólo llevan a sus hijos/as 3 horas diarias, o los casos en que van sólo 3 días a la semana, por las terapias matutinas que tienen en el DIF, u otra asociación, así que ahí varia también los costos.

¿Dónde o cómo solicito una maestra sombra?

Si es tu primera vez, te recomiendo hacer tu anuncio y llevarlo a las universidades, normalmente dentro de las universidades y las facultades de psicología, pedagogía, educación especial donde tienen tableros o periódicos murales en donde se ofertan trabajos de medio tiempo o por horas. 

Publicarlo en tu muro de Facebook, estados de WhatsApp, o si tienes una red de apoyo o tribu estatal de padres TEA comentarlo ahí, o con maestros o terapeutas de tu hijo/a si conocen a alguien.

Hay asociaciones civiles encargadas de contratar, capacitar y monitorear a las/os maestras sombras, llevan un seguimiento con la escuela y las maestras sombras les rinden informes semanales; incluso abarcan la parte de dar pláticas en la escuela, capacitar al personal educativo, y otras alternativas, pero como todo, tienen un costo mucho más elevado por todo lo que incluye.

¿A quién le rinden informe de sus actividades y avances?

A la maestra titular, USAER o UDEEI (en su caso) y al padre/madre de familia.

Es importante acotar que quien le paga es el padre o madre, y la primera responsabilidad de informar es a la familia de su avance, retroceso y desempeño.

El padre/madre al ser quien paga, tiene la responsabilidad también de supervisar y monitorear y evaluar a la sombra en conjunto y en constante comunicación con la maestra titular y en su caso la maestra de USAER o UDEEI.

La sombra debe tener una bitácora diaria/semanal en donde escriba las observaciones más importantes acerca del chico/a. Es un registro diario en donde se anotarán los elementos más importantes del día. Las habilidades que se trabajan y las que se pueden desarrollar también en casa. 

bitácora
Bitácora

Es importante analizar:

¿Por qué se presentaron las conductas?

      • Estaba evitando algo 
      • Quería obtener atención
      • Tenía dolor o enfermedad
      • Era una alteración sensorial
      • Estaba sobresaturado
      • Aburrimiento
      • Confusión, confundido
      • Había que reducir el repertorio de la interacción

AUTOEVALUACIÓN

Esta semana/mes:

      • ¿Qué hice para que sus compañeros se interesaran más en él/ella?
      • ¿Qué hice para favorecer la comprensión, la empatía y la inclusión?
      • ¿Qué hice para que la maestra y los docentes se interesaran más en él/ella?
      • ¿Los niños sienten parte de su grupo a mi alumno/a?
      • ¿Qué estoy haciendo para que él/ella se anime a estar dentro del aula?

Autoevaluación

Esta semana/mes:

      • ¿Estoy cuidando el vínculo?
      • ¿Qué es más importante para mí, el objetivo, la meta o el vínculo?
      • ¿Estoy cuidando las experiencias positivas?
      • ¿Estoy consiguiendo miradas sin fastidiar?
      • ¿Estoy codificando sus emociones?
      • ¿De qué herramientas le doté, para que aprendiera a autoregularse y a comunicar emociones?
      • ¿De qué herramientas le doté para que fuera más independiente?

(Para que pueda ir al baño solo/a, comer solo/a, interactuar solo/a, comunicar solo/a)

 

¿Una mamá  o familiar puede fungir como maestra sombra?

Si se puede, pero no es lo más recomendable. ¿Por qué? 

Dos factores muy importantes:

La idea es eliminar la dependencia de la madre y el niño/a, además de que la línea es muy delgada entre ser maestra, terapeuta y madre. Hay que cuidar mucho el vínculo entre madre e hijo/a y no perderlo por ser su sombra. Además como psicóloga y madre recomiendo que el tiempo en el que el hijo/a está dentro de la escuela, es la oportunidad para que la madre pueda hacer diversas cosas que no puede hacer mientras cuida del niño. Las madres  y padres también necesitan y requieren espacio propio, para hacer lo que ellos quieren, incluyendo descansar para retomar más tarde su labor como cuidadores primarios. Es válido y necesario, así que no lo recomiendo.

Y el segundo factor es que la línea entre la relación entre docente y madre es muy delgada. Existe un estrés y una tensión por ser «madre–sombra» y estar dentro de la misma aula con la maestra de mi hijo/a, por mucho que se diga que no afecta, si hay consecuencias en el trato y en la relación. La madre no puede despersonalizarse de su papel de madre aunque funja como maestra sombra. 

 

¿Si mi hijo va a escuela privada puede tener una maestra sombra?

Si claro, es un derecho que tiene el niño/a, además lo paga el padre o la madre, no le genera un costo a la escuela. Si la escuela se niega el acceso a una maestra sombra se puede actuar legalmente, e incluso pedir la intervención de la SEP. Pero normalmente al ser escuela privada, y al pagar, es una empresa, se rigen por contratos o reglamentos, y si en su reglamento o contrato firmado por el padre hay una cláusula que no impida eso, entonces no tienen que poner objeción. (Salvo salvaguardarse ellos de que la maestra/o sombra informe de las carencias educativas y herramientas pedagógicas de esa escuela) dijeran, el que nada debe, nada teme.

 

¿Si mi hijo va a escuela pública puede tener una maestra/o sombra?

Por supuesto, es un derecho que tiene el niño/a, además es un gasto que no tiene la escuela, sino el padre o la madre. Si la escuela niega el acceso a una maestra sombra, les sugiero actuar de manera legal con el jurídico de la SEP y acudir directamente a las oficinas de Educación Especial de la SEP  de su estado para comentar su caso.

¿La SEP puede asignarme una maestra sombra?

Sí, pero necesariamente tiene que estar incluido en una escuela pública, y requerirá de tiempo y trámites. ¿A qué me refiero? El padre o madre puede solicitar una practicante (normalmente son por tres meses) o prestadora de servicio social (son por 6 meses) al área de Educación Especial de su estado a través de cartas solicitud, en donde especifique nombre del alumno, NIA (Número de Identificación del Alumno único que se otorga en escuelas públicas), clave de la escuela, turno, nombre del director y motivo por el cual solicita, argumentando porque requiere de la ayuda.

Es un proceso que tarda mucho porque las escuelas que envían practicantes se asignan durante algunos meses específicos. Y hay que estar al pendiente. Cabe destacar que tarda mucho en enviar y sólo dura unos meses, lo que implica perder la conexión con la  maestra/o sombra, esperar tiempo en lo que llega la otra/o maestra/o sombra  en otro ciclo y esperar a que haga conexión de nuevo. 

¿Cuándo es tiempo de despedirse de la maestra sombra?

Cuando tu hijo/a adquirió las habilidades para estar dentro del aula, autoregulación y adaptación. 

Cuando requiere el mínimo apoyo posible y la maestra/o titular o del  USAER o UDEEI pueden supervisarle y sugiere despedirse de la o el maestro sombra.

Se puede ser  trabajar yluego despedirse por meses y por años. La idea es que su función sólo sea temporal y el chico/a adquiera habilidades para ser lo más independientemente y autónomo/a posible.

También es tiempo de despedirse cuando en conjunto y en comunicación con la titular, los resultados no son los esperados, la conexión no se da y es tiempo de cambiar de maestra/o sombra.

¿Hay lugares donde se puede uno capacitar para ser maestra sombra?

Si, en estos tiempos hay muchas modalidades de cursos en línea para capacitarse, incluyendo diplomados para ser maestra sombra. Hay también material de lectura.

Sé que pueden existir muchas dudas más pero, espero haber transmitido a través de estas líneas, lo más básico para saber que es una maestra sombra. 

Recuerda, necesitamos generar visibilización, sensibilización y aceptación de la condición de nuestros chicos/as dentro del Espectro Autista y eso no se logra segregándolos, o sacándolos de las escuelas, sino incluyéndolos en espacios y colegios regulares. Necesitamos mediadores,  traductores entre los maestros y nosotros, comunicadores entre sus compañeros y nuestros hijos. Necesitamos que convivan los niños/as.

Es importante lo académico, pero desarrollarles habilidades durante sus años escolares, para enfrentarse a la vida, lo es aún más. 

Cualquier duda estoy a sus órdenes.

No estás sola, no estás solo.

Recibe un abrazo

Mirelle Vergara

Contáctame

222-381-5094

Mirelle Palafox Vergara es Psicóloga, madre de tres (uno con Autismo) psicoterapeuta de padres de chicos con autismo y conferencista. Dirige grupos de acompañamiento de manera presencial y en línea para padres, terapeutas y docentes, así como una página en Facebook con más de 100,000 seguidores.

Proyecto Efecto Mariposa
Autismo Grupo de Apoyo
TEA, TGD, ASPERGER conteniendo y acompañando a las Familias

Deja una respuesta